A todas las personas mayores de de 68 años o más, derechohabientes de la pensión alimentaria.