MORENA votará a favor de la extensión de la presencia de la Guardia Nacional en labores de seguridad


  • Es falso que se trata de un esquema de militarización, expuso la diputada Martha Avila Ventura al presentar su posicionamiento en el debate iniciado este día en el Congreso de la Ciudad de México.

  • La reforma que ahora se encuentra en proceso de aprobación por las legislaturas de las entidades federativas no establece un nuevo esquema de seguridad, sino que da continuidad y un marco jurídico adecuado para mejorar el trabajo que, en los hechos, ya se está realizando.

El Grupo Parlamentario de MORENA votará a favor de la minuta para extender la presencia de la Guardia Nacional en labores de seguridad hasta 2028, expuso la Coordinadora de la bancada, diputada Martha Avila Ventura, al presentar su posicionamiento en el debate iniciado este día en el Congreso de la Ciudad de México.


Desde tribuna, la diputada local por el Distrito 28 en Iztapalapa refirió que es falso que se trata de un esquema de militarización, pues, acotó, la intervención de la Guardia Nacional es limitada y está justificada estrictamente en las necesidades relativas a la seguridad.


“El momento en que nos encontramos con la presencia de personal militar apoyando labores de seguridad viene desde 2006. Curiosamente y lo pueden revisar todos en estadísticas oficiales del INEGI, el año 2007 había sido el de menor incidencia delictiva durante más de 50 años. Queda claro quién inició esa guerra absurda y un baño de sangre del que no nos hemos recuperado”, expresó.


Avila Ventura declaró que fue el Gobierno del panista Felipe Calderón el que “sacó de manera irresponsable a los soldados de sus cuarteles”, creando un problema nuevo que “nos hizo dependientes de las fuerzas armadas. Hoy no podemos dejar solas, en la indefensión y el desamparo, a regiones y comunidades enteras”, abundó.


La representante popular expuso ante la máxima tribuna de la Ciudad que la reforma que ahora se encuentra en proceso de aprobación por las legislaturas de las entidades federativas no establece un nuevo esquema de seguridad, sino que da continuidad y un marco jurídico adecuado para mejorar el trabajo que, en los hechos, ya se está realizando.


Tampoco es un modelo de seguridad para toda la vida, se concibe como una situación transitoria que terminará en 2028.




Asimismo, establece mecanismos claros de evaluación y revisión con control legislativo, respecto a las actividades realizadas por la Guardia Nacional.


Además, la reforma prevé que las fuerzas armadas deberán capacitarse en la doctrina policial civil establecida en la Constitución. Y que, en ningún caso sustituyen a las autoridades civiles de los tres órdenes de gobierno.


Al concluir, Avila Ventura subrayó que al momento de votar, las y los legisladores deben tener presente que la brutal violencia que ejercen los grupos delincuenciales en nuestro país requiere de una eficaz respuesta de Estado para encararlos con una mayor proporcionalidad de fuerza, a fin de que se imponga la paz, la ley y el Derecho y, con ello, garantizar una vida pacífica con armonía y tranquilidad para las familias mexicanas.