Reconocemos y felicitamos al Presidente de México por inauguración del AIFA



  • El Grupo Parlamentario de Morena afirmó que fue un acierto cancelar la obra de Texcoco, donde se pretendía albergar al nuevo aeropuerto, que desde el inicio de su construcción estuvo plagado de irregularidades y que tendría un precio de más de 300 mil millones de pesos

El Grupo Parlamentario de Morena en el Congreso de la Ciudad de México reconoció al Presidente Andrés Manuel López Obrador por la inauguración de la primera etapa del nuevo Aeropuerto Internacional “Felipe Ángeles” (AIFA), ubicado en el Estado de México.


Con la puesta en operación de la nueva terminal aérea, se avanza en la transformación del país en beneficio de los miles de usuarios y sobre todo para salvaguardar la seguridad en dicho medio de transporte, ya que el actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México “Benito Juárez”, se encuentra rebasado, lo cual ha afectado su operación, además de resultar demasiado costoso el tratar de subsanar las fallas en su infraestructura.


Por ello, la inversión de 75 mil millones de pesos para la construcción de 384 mil, 128.16 metros cuadrados, que hizo el Gobierno Federal, pesé a la negativa de los neoliberales, es hoy una obra de primer nivel, además de seguro, ecológico y que en su interior muestra la riqueza de la cultura mexicana.


Para el Grupo Parlamentario de Morena fue un acierto cancelar la obra de Texcoco, donde se pretendía albergar al nuevo aeropuerto, que desde el inicio de su construcción estuvo plagado de irregularidades y que tendría un precio de más de 300 mil millones de pesos, lo cual no era viable, ya que el tipo de suelo ocasionaría que se invirtiera más dinero en las obras de mitigación para su operación, lo que era un negocio redondo para los empresarios.


Asimismo, aplaude la visión del Presidente de México, al ubicar en puntos estratégicos transporte directo que llegará al AIFA, lo que facilitará el traslado de los pasajeros y no tendrán que desembolsar grandes cantidades de dinero para no perder su vuelo.


Pero más allá, de preocuparse por los pasajeros, esta obra significará una fuente potencial de desarrollo para las zonas aledañas que por muchos años estuvieron olvidadas y tenían que salir de sus hogares para ganarse la vida, hoy, el AIFA es una oportunidad de justica social.